lunes, 6 de enero de 2014

miércoles, 6 de noviembre de 2013

Susanita sufre de fobia al compromiso.

A aquellas mujeres enamoradizas que sueñan con casarse se las suele llama “Susanita”. De hecho, así es como todas mis amigas me llaman desde la secundaria.

Susanita para los que no la conocen, es uno de los personajes de la tira Mafalda del humorista Quino. Lo que la hace tan característica, además de ser la mejor amiga de la protagonista es que ella nació para casarse, ser una madre de clase social acomodada y tener muchos hijitos. Totalmente contraria a Mafalda quien es más intelectual y apoya la liberación femenina.


Ahora, ¿qué pasa sí de pronto a Susanita le diagnostican fobia al compromiso?

...realmente estamos frente a un gran problema... Una contradicción pura!.


Pues, mis queridos lectores…


¡Bienvenidos a mi mundo!.

FOBIA AL COMPROMISO fue lo que me diagnosticaron los psicólogos. Sí, me declaro culpable de ambos delitos.

Desde niña uno de mis juegos preferidos siempre fue jugar a ser ama de casa. Amaba jugar a cocinar, limpiar y cuidar a mis hijos de juguete. Aun en día siento una gran fascinación por los juguetes que simulan cocinas y falsos electrodomésticos...

Pero a pesar de todas esas ganas de casarme y formar una familia, me enamoro de hombres que sé que no pueden darme lo que tanto sueño. Entonces muy en el fondo, realmente NO QUIERO TENER ESO QUE TANTO DESEO. Porque cuando una persona realmente quiere algo, va detrás de eso y lo consigue. Sin excusas, ni obstáculos.

En el último tiempo vi a muchas personas de ambos sexos pasar por el mismo drama. Cada persona debe tener sus propios miedos y motivos. Yo, sinceramente, siento mucho miedo a perder mi tan preciada libertad. Siento miedo a perderme a mi misma en pro de una relación. Pero, también creo que cuando llega la persona correcta, todos estos miedos se diluyen. Cuando llega la persona correcta, te sentís más libre a su lado que sin ella. 


With this ring I will set you free.